piebaner

Es momento de descriminalizar el consumo de drogas

Para el ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente, el libro ¿Cómo ves? Las adicciones, del investigador Óscar Próspero García, es un paso hacia adelante para replantearse la reflexión de que el consumo de drogas y estupefacientes no es una característica delincuencial, sino un problema de salud pública que debe atenderse.

Luego de la presentación en la XXXV FILPM, donde estuvieron el autor y el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), José Franco, como moderador, De la Fuente comentó a los medios que para tener una opinión respecto al uso de drogas se necesita descriminalizar a los usuarios de dichas sustancias.

"Es necesario entender que la descriminalización pretende que las personas que consumen drogas no sean vistas como delincuentes, sino como sujetos que demandan atención de parte del sistema de salud, ése es el marco central".

No desdeñó ningún marco normativo dentro de las distintas propuestas que se discuten a nivel político, pero resaltó que el acuerdo inicial tendría que estar en el principio ético de no clasificar como delincuentes a quienes consumen drogas, y a partir de este contexto se pueden construir las normas.

Comentó que sí hay un avance muy importante entre quienes se encargan de hacer las leyes, porque han entendido el problema de las drogas, algunos políticos ya han implementado a su discurso este problema, "pero ahora tienen que aplicar la descriminalización, para poder hacer marcos normativos".

Añadió que esto puede traer como consecuencia la creación de campañas exitosas que reduzcan el consumo de algunas drogas, y que provoquen rehabilitación en algunas personas con adicción, "pues ya han existido ese tipo de campañas, con buenos resultados", señaló.

Asimismo, en sus comentarios sobre el libro aclaró que "hablar de descriminalizar el uso de drogas no quiere decir que no hagan daño, incluso deben quedar prohibidas en el consumo de menores de 18 años, pero tampoco podemos concluir que el consumidor se convierte en delincuente, y menos aún si es adicto. Esa persona necesita tratamiento, rehabilitación o mayor información al respecto".

Para contextualizar el tema de este libro, dio algunas cifras sobre los riesgos de adicción de algunas drogas: "el riesgo de volverse adicto a la mariguana es de 9 por ciento, a la heroína del 23 por ciento, a las anfetaminas del 11 por ciento y un 15 por ciento al alcohol".

¿POR QUÉ USAMOS DROGAS? Sobre ¿Cómo ves? Las adicciones, Juan Ramón de la Fuente anotó como acierto que el autor se planteara dos preguntas para dar cuerpo al libro: ¿por qué usamos drogas? y ¿por qué algunas se vuelven adictivas?

"Para responder comienza por definir los términos dependencia y abstinencia. El primero tiene que ver con la frecuencia de consumo para clasificar como usuario o adicto a un sujeto; y la segunda es el proceso que experimenta una persona cuando deja de consumirlas y que advierte su grado de dependencia", comentó.

Describió este trabajo como una fuente de información para lectores que desean conocer los factores que influyen en el comienzo del consumo; la clasificación de estas sustancias en naturales y diseñadas, los riesgos y su prevención, "a través de una escritura dinámica que explica la activación de circuitos que producen placer, así como aquéllos que generan miedo o angustia".

Por su parte, Próspero García dijo que su libro "está hecho en formato pequeño con la intención de hacerlo transportable y poder leerlo donde haya oportunidad, que responde a la pregunta de por qué se consumen drogas, con base en los circuitos cerebrales que causan placer al recibirla".

Más en esta categoría: « La descriminalizacion del Cannabis
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses
boletin